Seleccionar página

En Ibercassel somos conscientes de la importancia de garantizar al máximo la ausencia de contaminantes en los productos y por ello tenemos de los equipos de inspección industrial más innovadores del mercado. En el caso de los productos envasados en botes de cristal nuestros grandes aliados son los equipos de Rayos X.

La detección de fragmentos de vidrio en alimentos, medicamentos o cosméticos es fundamental para evitar un riesgo importante para la salud y los fabricantes deben asegurar que sus productos están libres de impurezas o contaminantes antes de que lleguen al lineal.

¿Cómo detecta un equipo de Rayos X pequeños fragmentos de vidrio en un envase de cristal?

Las ventajas de envasar un producto en un bote de cristal son inmensas: higiene, eficiencia, seguridad, etc., pero hay que tener en cuenta la posibilidad de que en el proceso de llenado se produzca algún error y algún pequeño fragmento contamine el producto. En este caso, suelen ser fragmentos pequeños, a menudo invisibles a la vista humana, pero muy peligrosos.

Para detectar estos pequeños fragmentos de vidrio, en Ibercassel disponemos de los equipos de Rayos X XRAY Shark de Cassel, con unidades de visión lateral de 1, 2, 3 y 4 generadores y especialmente diseñados para detectar este tipo de contaminantes. Los XRAY Shark son capaces de detectar vidrio en el producto incluso si el envase también es de vidrio, es decir, vidrio dentro de vidrio.

Las máquinas de Rayos X reconocen los distintos materiales por su densidad, que provoca diferentes grados de atenuación (absorción) del haz de rayos X. Alta atenuación conduce a un valor de color gris oscuro en la imagen de rayos X, baja atenuación a un valor de color gris claro.

Una botella de vidrio tiene mayor densidad que el líquido que contiene y se muestra como un valor de color gris más oscuro en la imagen de rayos X. Si hay un cuerpo extraño en el líquido, es visible como una “mancha oscura” dentro del contorno de la botella en la imagen de rayos X. El software identifica automáticamente el objeto extraño debido a una variación en la imagen.

La importancia de la orientación del equipo

Para conseguir detectar un fragmento de un contaminante dentro de los frascos de vidrio es fundamental la orientación del generador. Por ejemplo en la imagen vemos cómo actúa un equipo de Rayos X frente a una placa de plástico que encuentra dentro de un frasco. Como se ve, la longitud de la trayectoria del haz del equipo de Rayos X cambia su visibilidad. Para evitar perder cualquier efectividad en la detección, habitualmente se coloca un nuevo haz de Rayos X a 90º del primero y así se garantiza la máxima seguridad.

El reto de encontrar vidrio dentro del vidrio

El proceso de inspección de un equipo de Rayos X se pone a prueba delante del reto de encontrar vidrio dentro del vidrio porque los envases de vidrios tienen un gran grosor y se debe atravesar para encontrar otro material similar que es contaminante. Además, los fragmentos de vidrio tienen la misma densidad que el envase de vidrio y suelen acumularse en el fondo, donde la inspección es especialmente difícil.

Los equipos de Rayos X XRAY Shark de Cassel consiguen detectar fragmentos de vidrio dentro del vidrio porque utilizan emisores de alta potencia para poder penetrar en el contenedor y garantizar un buen contraste entre el producto y el objeto extraño.

Otro gran reto son los fondos convexos de los envases de cristal que suelen ser bastante gruesos y a la vez curvados, lo que puede generar puntos ciegos. Si las impurezas sobresalen por encima de la curva del fondo pueden detectarse, pero, si son más bajas, podrían quedar ocultas si sólo se utiliza una fuente de rayos X. Por ello, los equipos de Rayos X XRAY Shark de Cassel mejoran el rendimiento de detección de la inspección utilizando una segunda fuente de rayos X y generando dos imágenes desde dos perspectivas diferentes.

Además, disponen de varias funciones de máscara y de filtro, como los filtros de realce de contraste y las funciones de enmascaramiento, trabajando con más de 40 algoritmos diferentes que hacen que estos filtros y máscaras sean altamente flexibles para una amplia gama de ángulos y condiciones de iluminación.

En definitiva, los equipos Rayos X XRAY Shark de Cassel con su amplia tecnología y funcionalidades garantizan la detección de fragmentos de vidrio incluso en las condiciones más difíciles.

Si tu empresa necesita incorporar un equipo de Rayos X, contacta con nuestros técnicos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Abrir chat