Seleccionar página

Anteriormente ya te hablamos sobre la importancia de contar con un detector de metales en tu industria.

Desde los años 60 existen numerosas normas de calidad las cuales exigen un control en los posibles objetos contaminantes que puedan aparecer en los procesos de producción y embalaje de todo tipo de productos.

La importancia de los detectores de metales en el control de calidad en la industria alimentaria

Concretamente en la industria alimentaria, hoy en día innumerables clientes y grandes superficies exigen a sus proveedores que se acojan a normas reconocidas como HACCP, IFS (International Food Standard, ISO 22000 o BRC (British Retail Consortium).

Todas estas normativas se centran en blindar la máxima seguridad alimentaria ante estos contaminantes, con el objetivo de garantizar la integridad de los productos.

Los detectores de metales resultan indispensables para el cumplimiento de las normativas relativas al control de calidad de la industria alimentaria. Esto es así por diferentes motivos:

    • Porque protegen la reputación de la marca: Si nuestra industria cuenta con todos los controles de calidad y cumple con todas las normativas, esto mejorará notablemente la reputación de nuestra marca.
    • Porque reducen costes y aumentan la productividad: Para lograr cumplir con todos los estándares de calidad, los detectores de metales nos ayudan a aligerar el proceso de detección de posibles objetos contaminantes, reduciendo también su coste.

Requisitos que debe cumplir un detector de metales en la industria alimentaria actual

Asimismo, los detectores de metales en la industria alimentaria también deben cumplir una serie de requisitos:

    • Deben estar construidos con acero inoxidable
    • Presentar las protecciones IP adecuadas para el entorno industrial en el que se vayan a utilizar
    • Control de datos e integridad de los mismo
    • Facilidad de programación y registro
    • Cumplir con las normas en vigor públicas y privadas
    • Capacidad de detección (preferiblemente esta debe ser electrónica y avanzada en el proceso de señales electromagnéticas)
    • Y evitar falsos rechazos por variabilidad en la conductividad de productos

Métodos de detección en cuerpos extraños en la industria alimentaria

Los diferentes métodos de detección de cuerpos extraños para la industria alimentaria son, principalmente, dos. Aquellos que se basan en la detección de metales y los que funcionan a través de sistemas de rayos X.

Detectores de metales

Los detectores de metales, como bien indica su nombre, detectan todo tipo de metales. Sin embargo, los que son magnéticos son más detectables que los no magnéticos, como los metales ferrosos y el acero inoxidable no magnético.

En todo caso, la eficacia en la detección dependerá de la velocidad de transporte, la humedad y salinidad del producto, así como de la temperatura de éste, la cantidad y las dimensiones del producto. Asimismo, también influirán otros factores, como el material en el que va envasado o la humedad del aire.

Sistemas de rayos X

Los equipos de rayos X se utilizan para detectar cuerpos extraños los cuales absorben una cantidad de radiación superior a la absorbida por el producto. Así, estos resultan especialmente eficaces en la detección de cristal, metales, aluminio, huesos, plásticos densos y piedras.

En Ibercassel contamos con los mejores dispositivos para asegurar la máxima detección de objetos contaminantes o peligrosos en tu industria. Nuestros equipos de inspección industriales cuentan con las últimas tecnologías incorporadas y te permitirán cumplir con los estándares de seguridad alimentaria.