Seleccionar página

La seguridad en la cadena de producción y la garantía de calidad en los productos finales en el sector de la alimentación es indispensable para mantener la confianza del cliente. Un error en este sentido sería más que perjudicial para la imagen de marca y el futuro de la compañía.

Pero, además, la ley para la defensa de la calidad alimentaria obliga a las industrias alimentarias a cumplir con una normativa que garantiza los procesos de producción y la calidad final de los productos.

Para tener la tranquilidad que se está trabajando correctamente y a la vez cumplir con la legislación vigente y las normativas voluntarias de sector, en el caso que así lo decida la empresa, los equipos detectores de metales y sistemas de inspección por Rayos X son imprescindibles en la cadena alimentaria. Pero, ¿cuál es mejor según mi producto?

 

¿Detector de metales o Rayos X?

La complejidad de los procesos de producción implica riesgos de contaminación de los productos que se podrán evitar con la instalación de equipos de detección de metales y contaminantes homologados.

Para escoger el equipo que mejor se adapta a tu industria, debemos tener en cuenta varios factores: el producto a inspeccionar, cuáles son los contaminantes más preocupantes y en qué parte del proceso de producción será más efectivo colocar el equipo.

 

  • ¿Qué producto vamos a inspeccionar?

 

Ya que los materiales se comportan de diferente manera según el tipo de inspección, este factor puede ayudarnos a decidir qué tipo de equipo será más eficaz en nuestro caso.

El detector de metales funciona detectando una perturbación en un campo electromagnético equilibrado. Por eso, algunos atributos del producto pueden interferir en los resultados, por ejemplo, el alto contenido en sal en el producto, hierro, humedad o la temperatura.

El equipo de Rayos X identifica los materiales por su densidad y se muestra en la imagen de Rayos X con varias tonalidades de gris. En este caso, la orientación del contaminante, la forma, el grosor y el material que lo envasa pueden afectar a la claridad de la imagen.

 

  • ¿Qué contaminantes son más preocupantes?

 

Los elementos contaminantes aparecen en cualquier momento del proceso de fabricación y pueden ser desde vidrio a cerámica, piedra, metal, etc. Pero también pueden ser externos al proceso como escombros del campo, piezas rotas de maquinaria agrícola o de la cosecha.

Si en tu industria se prevé encontrar vidrio, cerámica o huesos la mejor opción es el equipo de Rayos X. Si, además, el producto tiene una tapa de aluminio o una bandeja de metal, la radiografía es indispensable. El equipo de Rayos X también es totalmente seguro para encontrar metales ferrosos y muchos no ferrosos como acero inoxidable pero no son tan efectivos para detectar fragmentos de aluminio, en este caso el mejor aliado es un detector de metales.

Si nuestro producto tiene riesgo de contener pequeños plásticos o elementos sintéticos como nailon, polietileno, polipropileno, le recomendamos el uso de un detector de metales para mayor seguridad ya que los plásticos usados en la fabricación suelen tener incrustados materiales extra para que sean más detectables por los equipos.

 

  • ¿En qué parte de la cadena será más eficaz el equipo de inspección?

 

La inspección de las materias primas, colocando el equipo detector de metales en el inicio de la cadena de fabricación, permite localizar contaminantes antes que sean triturados por el equipo de procesamiento a un tamaño más pequeño y complicado de detectar y que, además, puedan suponer un riesgo para la maquinaria.

Un equipo de Rayos X resulta muy útil para controlar la calidad final del producto ya que además de contaminantes como piedras, metales o vidrio, es capaz de inspeccionar elementos rotos o productos con llenados incompletos. También son perfectos para productos que pueden tener un alto contenido en sal o humedad.

Colocar un detector de metales en la parte inicial del proceso para inspeccionar las materias primas y cumplimentar la línea de producción con otro detector de metales o un equipo de Rayos X al final, garantizan la mejor protección para el consumidor y para la maquinaria de elaboración.

Si tu empresa precisa soluciones para garantizar la seguridad del proceso de producción y cumplir con la normativa vigente contacta con nuestros técnicos.